Mientras el gobierno y la ciudadanía trabajan para evitar la propagación del Covid-19, grupos opositores crean campañas de desinformación, con el objetivo de aprovechar la pandemia para no extinguirse políticamente.