En Nicaragua, más de 200 mil mujeres han logrado su independencia económica en el sector rural con el programa Bono Productivo.

Este programa es clave para posicionar al país, en el primer lugar en la reducción de la “Brecha de Género” en Latinoamérica y el quinto en el mundo, según el Foro Económico Mundial.