La Asamblea Nacional de Nicaragua, rechazó y condenó las actitudes injerencistas de un grupo de diputados costarricenses, que enviaron una carta a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con claras posiciones xenófobas y racistas, respecto al manejo del COVID-19.

La carta, firmada por unos 52 diputados de la Derecha extremista costarricense, generó repudio e indignación, por sus características anexionistas y llenas de calificativos despectivos, violatorios al derecho internacional, la soberanía y autodeterminación de Nicaragua.