El COVID-19 podría convertirse en un virus endémico, significaría “que nunca se vaya”, así lo afirmó Mike Ryan, director de Emergencias Sanitarias en la Organización Mundial de la Salud (OMS).