El Papa Francisco pidió este viernes en su discurso ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se reduzcan “las sanciones internacionales que dificultan que los Estados brinden el apoyo adecuado a sus poblaciones”.